centro sociocultural

[esp]
[eng]

concurso de proyectos: centro sociocultural sobre los restos del antiguo mercado municipal de abastos, con F2 proyectos y obras

situación: Reinosa, Cantabria, España

superficie: 1.478,90 m2

presupuesto: 949.300 €

año: 2013

centro sociocultural en Reinosa, Cantabria

El 24 de junio de 2012 un incendio destruyó por completo el antiguo mercado de abastos de Reinosa. El mercado, construido en 1882, era un edificio sobrio y funcional de ladrillo, hierro y madera. En decadencia desde mediados de la década de 1980, la plaza -como era conocido popularmente el mercado- ya no tenía actividad comercial, aunque todavía era utilizada por organizaciones juveniles y sociales para celebrar talleres de formación e integración laboral orientados a personas con discapacidad, así como otras actividades solidarias. El mercado también servía de local de ensayo para grupos musicales locales y como punto de encuentro de los jóvenes de Reinosa.
Así, el primer objetivo que se plantea con esta propuesta es recuperar el valor social que tenía el antiguo mercado de abastos de Reinosa, además de otorgarle un nuevo valor urbano. De este modo, el proyecto busca dotar a Reinosa de servicios de los que la ciudad actualmente carece y generar un espacio multifuncional que sirva de encuentro y de intercambio cultural. Nuestra propuesta pretende recoger las inquietudes sociales, culturales, artísticas y formativas de los habitantes de Reinosa, especialmente de los jóvenes. El edificio es, por ello, un espacio abierto a la ciudadanía que toma la forma de una plaza abierta, accesible, pero también íntima y protegida.

planta de situación, centro sociocultural en Reinosa, Cantabria

Estrategia de integración en la trama urbana
Desde un punto de vista urbano, el proyecto se materializa esponjando la trama urbana para conectar entre sí los espacios vacíos que existen más allá de los límites del antiguo mercado. Así, el programa arquitectónico se disgrega para permitir el funcionamiento eficaz del edificio, cuyos usos podrán gestionarse tanto de manera independiente como en conjunto. Los espacios perimetrales que rodean la parcela enriquecen la calidad del paisaje urbano y proporcionan nuevas áreas de interacción social donde dar a conocer las actividades desarrolladas en el centro y, así, ayudar en la regeneración urbana del barrio. Se proponen las siguientes acciones:
-la prolongación de la calle Marqués de Cilleruelo hacia el centro sociocultural permite delimitar un nuevo espacio peatonal que sirve como punto de encuentro ciudadano y como área de actividades infantiles.
-la reordenación de la calle Juan José Ruano, que discurre al sur de la plaza hasta encontrarse con la calle Mayor, permite incorporar como espacio público la pequeña plaza existente detrás del Teatro Principal, donde se podrán celebrar mercadillos, reuniones o, incluso, representaciones teatrales y cine al aire libre.
-el muro de la calle del Sol, al norte de la parcela, es el soporte del arte urbano o graffiti.
-el acceso principal del edificio se sitúa en el encuentro entre la calle Marqués de Cilleruelo y la calle Juan José Ruano, en el tramo que sube desde la calle Mayor. La zona de acceso pone en relación la plaza interior, de uso múltiple, con los distintos espacios perimetrales y con un pequeño jardín-auditorio sobre el que se podrán realizar conciertos de los músicos que ensayen en el centro. Junto a este acceso se sitúa un pequeño aparcamiento de bicis que facilitará la movilidad de los usuarios del centro.

plantas y secciones, centro sociocultural en Reinosa, Cantabria

Proyecto y programa
El programa propuesto para el centro sociocultural se distribuye en cinco volúmenes y cuatro sectores (área cultural, área de emprendedores, área musical y sótano de instalaciones y aparcamiento), organizados escalonadamente de sur a norte, que se adaptan a la altura de las edificaciones que lo rodean de tal manera que el centro no sólo se integra volumétricamente en el entorno sino que también busca la orientación óptima para el aprovechamiento solar mediante un guiño a un recurso típico de la arquitectura tradicional campurriana: el mirador. Nuestra propuesta busca cumplir de este modo criterios de sostenibilidad económica, ambiental y social.
El edificio adopta una forma en C, abierta hacia el lado este. Al sur, el volumen del área musical contiene locales de ensayo y de grabación que pueden ser utilizados por los grupos musicales locales. Los locales pueden abrirse hacia la plaza interior y transformarse en escenarios temporales para organizar pequeños conciertos improvisados. Al oeste, aparece la cafetería en planta baja, situada entre las dos plazas -la interior, la plaza principal del centro, y la exterior, la zona peatonal junto a la calle Marqués de Cilleruelo-, junto al patio exterior de juegos infantiles. En planta primera sobre la cafetería se encuentra el área de emprendedores, abierto sobre la plaza para aprovechar la luz de la mañana. Al norte, el área cultural se distribuye en tres volúmenes yuxtapuestos que se abren hacia el sur para iluminar adecuadamente los espacios: en planta baja se sitúan los talleres, uno infantil y otros dos de usos múltiples que pueden agruparse; en planta primera, las aulas, con acceso directo desde la calle del Sol; y en planta tercera, la biblioteca, el aulario y una pequeña zona de administración. Gracias al acceso posterior desde la calle del Sol, las dos plantas superiores pueden sectorizarse y funcionar separadamente del resto del área cultural. El volumen situado más al este adquiere, sin embargo, una mayor presencia en la plaza y se convierte en el elemento representativo del centro, visible desde las calles que acometen a la plaza: es la sala polivalente, preparada para acoger festivales de música, teatro o exposiciones, e incluso para convertirse en el local de reunión y celebración de las peñas durante las fiestas locales de San Mateo.
El lenguaje constructivo empleado en la formalización del edificio le otorga singularidad sin estridencias, utilizando materiales duraderos y con buen comportamiento y estabilidad frente al paso del tiempo. Las líneas rectas y las cubiertas inclinadas a un agua para adaptarse al frío clima de Reinosa aportan sobriedad, mientras que los materiales de fachada -fábrica de ladrillo visto pintado en blanco, con los tendeles marcados, y carpintería de madera con vidrios de grandes dimensiones- aportan ritmo, sombras y textura. Los árboles introducidos en la plaza, de hoja caduca, dan sombra en verano y dejan pasar el sol en invierno. La plaza está también tapizada con vegetación arbustiva y floral aromática. El conjunto ofrece una respuesta de integración con el entorno sin negar su condición moderna.

plaza del centro sociocultural en Reinosa, Cantabria