sur de Vitoria

[esp]
[eng]

propuesta de paisaje y espacio público como parte del avance del Plan Especial de Protección y Conservación del entorno sur de Vitoria, relacionado con las graveras de Lasarte y su área de influencia, con Lucía Bárcena, paisajista

situación: Vitoria-Gasteiz, País Vasco, España

año: 2013

avance del Plan Especial de Protección y Conservación del entorno sur de Vitoria, relacionado con las graveras de Lasarte y su área de influencia, Vitoria-Gasteiz, País Vasco.

Nuestra propuesta de paisaje y espacio público para el área sur de Vitoria-Gasteiz -en proceso de transformación por la expansión de la ciudad sobre los antiguos suelos agrícolas- se fundamenta en los objetivos y estrategias del avance del Plan Especial de Protección y conservación del entorno sur de Vitoria, elaborado como trabajo de taller en el Master de Planificación y Arquitectura de la UPV-EHU por Lucía Bárcena Rebolledo, paisajista, Adrián Díez Angulo, geógrafo, Beatriz López de Suso Marina, arquitecta, Eduardo Sola Beperet, arquitecto, Miguel Ángel Venegas Pérez, arquitecto, e Idurre Zugazagasti Aja, ambientóloga.
El Plan tiene como objetivo principal la puesta en valor del suelo no urbanizable de alto valor agrológico, productivo, medioambiental y paisajístico del entorno sur de Vitoria-Gasteiz, entre las entidades locales menores (ELM) de Arechavaleta, Berrosteguieta, Gardelegui y Lasarte, todas ellas pequeñas localidades que han mantenido durante décadas su carácter agrícola y rural, y los montes de Vitoria, que cierran el ámbito de actuación al sur. Objetivos más específicos del Plan, como la definición de un espacio vivo y permeable en relación a la continuidad entre la ciudad y su entorno, dotar a las ELM de una identidad propia o el acondicionamiento de los espacios degradados para uso público, proponen revitalizar el entorno sur de Vitoria de acuerdo al carácter rural y a la vocación agrícola-forestal del lugar. Para alcanzar estos objetivos, el Plan propone un conjunto de estrategias y actuaciones de permeabilidad, conectividad, identidad y funcionalidad para, de un modo resumido, lograr la creación de un borde claro e integrado de la ciudad y la adecuación de los accesos y caminos peatonales y ciclistas, la puesta en valor del patrimonio cultural y agrícola de las entidades menores de población y la asignación de funcionalidad vinculada al territorio, y la restauración y la recuperación de los espacios degradados integrándolos dentro del sistema de espacios verdes que rodea Vitoria-Gasteiz al norte y al sur del ámbito de actuación del Plan.

estado actual-1-5000, entorno sur de vitoria-gasteiz, nmba!

El área de ordenación muestra un contraste evidente entre el norte del ámbito, urbano y plenamente integrado en Vitoria-Gasteiz, el centro, agrícola pero en proceso de transformación, y el sur, forestal y contenido por la vertiente norte de los Montes de Vitoria. El mayor impacto se encuentra en el extremo noreste, donde se está produciendo un intenso desarrollo urbanístico entre Arechavaleta y Gardelegui con tendencia a la colmatación y a la creación de un continuo urbano. Además, el impacto visual de la actuación es mucho mayor al desarrollarse sobre un pequeño cerro que domina sobre todo el ámbito. Estos procesos urbanísticos también se dan Lasarte y Berrosteguieta, de modo que se puede hablar de un cierto abandono del espacio agrícola y de una clara terciarización de los núcleos rurales al sur de Vitoria-Gasteiz.
Otros impactos importantes son la gravera de Lasarte y el vertedero de Gardelegui -aunque este último está fuera de la zona de ordenación, el río Zapardiel discurre junto a él y es previsible que pueda existir una contaminación por lixiviados en el interior del ámbito-. La gravera -situada junto al río Batán y rodeada de campos de cultivo y cereal- se usa hoy como vertedero ilegal de toda clase de residuos y escombros: es un área en el que la extracción de áridos mantenida durante tanto tiempo ha hecho aflorar a la superficie el acuífero cuaternario que alimenta a Vitoria-Gasteiz, y donde la acumulación de residuos supone un riesgo importante de contaminación del agua con lixiviados, metales y otros materiales, por lo que es necesario realizar en primer lugar una limpieza del ámbito y la descontaminación de los suelos. El vertedero de Gardelegui, en cambio, necesita un plan de gestión que regule su buen funcionamiento y, en su caso, las condiciones para su progresiva clausura.
El ámbito es atravesado de sur a norte por los ríos Batán y Zapardiel que, aunque poco caudalosos -excepto en épocas de crecidas-, funcionan como corredores ecológicos entre los Montes de Vitoria y el interior de la ciudad, gracias al bosque de ribera que aún conservan en parte. Además, como parte del Anillo Verde de Vitoria-Gasteiz, el entorno sur agrícola de la ciudad comunica transversalmente el Bosque de Armentia -al oeste- y el parque de Olárizu -al este- mediante sendas y caminos peatonales y ciclistas que, al discurrir entre campos de cereal y huertas, acercan a los ciudadanos a los valores agrícolas y culturales de los espacios naturales que rodean la ciudad y las entidades locales menores.

propuesta de ordenación-1-5000, entorno sur de vitoria-gasteiz, nmba!

Nuestra propuesta de paisaje para el entorno sur de Vitoria-Gasteiz parte de estos condicionantes existentes y genera una estrategia de uso del suelo que compatibiliza la conservación del medio natural y la corrección de los impactos ambientales existentes, el uso productivo agrícola, el uso y disfrute del espacio público, y un desarrollo urbano compatible con el carácter e identidad de los núcleos rurales, manteniendo la continuidad visual, formal y ecológica entre los Montes de Vitoria y la ciudad, y la conectividad perimetral en el Anillo Verde de Vitoria-Gasteiz. Empleamos para ello seis herramientas:
1. Un nuevo borde urbano: el contacto entre la ciudad y el espacio agrícola está aún hoy sin resolver, trazado de un modo brusco con una calle plenamente urbana junto al parcelario rural. Nuestra propuesta introduce el tratamiento de este viario con bandas vegetales, caminos peatonales, carriles bici y, en definitiva, aumentando la sección del viario con nuevos espacios públicos y áreas verdes, usando materiales acordes al carácter del lugar que permitan crear un filtro visual y funcional entre la ciudad y el espacio agrícola.
En las zonas donde la trama urbana es más densa, o donde no existen zonas verdes y espacios públicos que se puedan incorporar fácilmente al viario -como ocurre al este, en Arechavaleta- se aprovechan algunas de las parcelas previstas para uso residencial como espacio libre: se proyectan jardines de parterres triangulares tapizados por pequeños arbustos y plantas ornamentales aromáticas, con pequeñas flores azules, rojas, amarillas o blancas, distribuidos en torno a unas pequeñas plazas públicas interiores y ordenados por caminos oblicuos que unen la trama urbana con las sendas rurales. En el encuentro entre el cauce del río Batán y el viario al norte se eleva con un badén la sección del camino que acompaña al río, priorizando la circulación peatonal sobre la rodada y fortaleciendo la continuidad del corredor ecológico del río Batán. Al oeste, el cerro de Mendizabala, la zona deportiva de Mendizorroza y los equipamientos de la Universidad del País Vasco cumplen la función de filtro entre trama urbana y parcelario agrícola.
2. La balsa de laminación: la regulación de las avenidas extraordinarias del Batán y del Zapardiel requiere la delimitación de un área inundable que permita reducir el caudal instantáneo de los ríos y aliviar la saturación de la red de saneamiento de la ciudad, en la que estos ríos desembocan. Proponemos para su emplazamiento la antigua gravera de Lasarte: la balsa se convierte en un recurso para acometer la recuperación ambiental de los suelos contaminados de la gravera, que afectan al río Batán y al acuífero cuaternario de Vitoria -que se extiende bajo gran parte de la ciudad-.
Pero además, pretendemos dotar al espacio de calidad paisajistica y de un uso público compatible con la regulación hídrica: el tratamiento de su superficie con pradera, con especies resistentes a los ciclos periódicos de inundación o con un gran poder de regeneración, y con una topografía artificial de pequeñas elevaciones y depresiones formada con tierra extraída del propio ámbito -después de ser descontaminada- permite que este nuevo espacio pueda tener un uso público como zona de esparcimiento, creando áreas con distintos grados de privacidad y abiertas -o no- al paisaje circundante. Creemos, además, que es interesante que la balsa siempre contenga una cierta cantidad de agua que, sin poner en peligro la laminación efectiva de avenidas, ayude a percibir el lugar como agradable: sobre la zona de mayor profundidad discurre una pasarela de madera que, además de aportar un valor estético y sensorial en su relación con la lámina de agua, tiene una justificación funcional conectando los caminos que cruzan el ámbito de norte a sur y de este a oeste.

jardín en ladera, entorno sur de vitoria-gasteiz, nmba!

3. El talud de Arechavaleta-Gardelegui: el talud de Arechavaleta-Gardelegui tiene una alta visibilidad desde gran parte del ámbito y además se encuentra en un estado degradado por la existencia de vertederos incontrolados y por el tratamiento de borde desarrollado por el proyecto de urbanización, pensado más para espacios urbanos que para lugares de encuentro entre la ciudad y el medio rural.
En la elección de la vegetación del talud el objetivo fundamental ha sido la elección de especies variadas para que durante todas las épocas del año tenga interés ornamental, ya sea por su floración, por el colorido de sus hojas, por su aroma o por la silueta de sus ramificaciones. Con la elección de estas especies se ha querido conseguir una conexión entre los diferentes espacios. Las especies arbóreas se han utilizado para la señalización de los espacios públicos: de este modo, desde un punto alejado, estas zonas estanciales pueden ser reconocidas fácilmente. Para cubrir los taludes se ha optado por contrastar especies: unas con un aspecto suave, por la delicadeza de sus flores, o por la forma estrecha y alargada de sus hojas, y otras con un aspecto más duro, por la morfología de sus hojas, más anchas y brillantes. Además de la textura, la combinación de especies de tallo arqueado con las de hojas colgantes confieren un atractivo extra al lugar. Por ello se han proyectado grandes superficies irregulares con una misma especie pero sin que ninguna de ellas cobre protagonismo sobre las otras. Es decir, lo que se busca en esta plantación mixta, es que se valore tanto el aspecto individual de las especies como la silueta que forman cuando crecen en grupo.
4. El vivero: al este, sobre la loma de Arechavaleta-Gardelegui, está surgiendo un nuevo espacio urbano que modifica el carácter y la relación de los pequeños núcleos de población con su territorio. Para contener este desarrollo urbanístico, la edificabilidad del ámbito se desplaza hacia el norte y se concentra en torno a Arechavaleta, el núcleo rural del ámbito más transformado y más próximo a Vitoria-Gasteiz, deshaciendo la continuidad urbana con Gardelegui propuesta por el planeamiento. Para crear un borde de ciudad de calidad, y asegurar la continuidad funcional y ecológica con el parque de Olárizu, se propone reciclar el viario de la urbanización como soporte de instalaciones deportivas (pistas de pádel, baloncesto, etc) y de invernaderos y naves para almacenaje agrícola, y aprovechar el espacio interior de las manzanas como vivero de árboles ornamentales para los parques urbanos de la ciudad y como vivero forestal, con un uso público y abierto. El vivero funciona como punto de encuentro de la población y como un pequeño mercado en el que se pueda desarrollar bien un comercio minorista convencional, bien relaciones de trueque e intercambio de conocimientos, técnicas y productos.
5. La matriz agraria: la trama agraria que rodea Lasarte y se prolonga hacia el norte hasta el encuentro con Vitoria tiene un valor paisajístico y productivo muy alto, pero están en riesgo por el abandono de la actividad agraria y la terciarización de los núcleos rurales de Vitoria-Gasteiz. Para conservar la matriz agraria y dar a conocer su valor a la sociedad, se propone la creación de un parque agrario, cuyo carácter permite la compatibilidad del aprovechamiento productivo tradicional con el uso público lúdico, la creación de sinergias, la difusión de conocimientos y técnicas, y la puesta en valor del paisaje agrario.
6. Los ríos Batán y Zapardiel: el Batán y el Zapardiel tienen un gran potencial como conectores ecológicos con los Montes de Vitoria, y pueden servir como elementos para articular los recorridos en nuestro ámbito de proyecto. Tanto sobre el Batán como sobre el Zapardiel se puede crear un eje de comunicación peatonal de calidad a lo largo de sus riberas que amplíe, mejore y consolide la vegetación asociada a estas. Los dos nuevos caminos, trazados sobre la margen izquierda de los ríos, están acompañados de un bosque de ribera que en verano proyecta sombras sobre los propios caminos, reduciendo la incidencia solar y haciendo más agradable el paseo. Al norte, estos nuevos caminos permiten comunicar el ámbito del proyecto con el centro de la ciudad.

vegetación, entorno sur de vitoria-gasteiz, nmba!

Materialización: las actuaciones propuestas forman parte de una estrategia global de adecuación y mejora del sur de Vitoria, que permite poner en valor el ámbito y generar un verdadero potencial regenerador del ámbito con efectos positivos en la mejora funcional y paisajística. Para su formalización proponemos materiales sobrios y compatibles con el medio rural en el que se inserta. Los caminos se adecúan, se estabilizan y se delimitan utilizando áridos reciclados y compactados para un uso peatonal y ciclista, compatible con el uso de maquinaria agrícola. Hemos evitado aplicar soluciones constructivas de carácter urbano o de tráfico rodado, e introducir innecesarios movimientos de tierra. La idea general se desarrolla como una actuación integrada en el medio, cuya materialización se apoya en lo existente y en la introducción de vegetación arbórea y arbustiva, generalmente de hoja caduca y con variedad cromática, en los espacios públicos o en las zonas más expuestos visualmente.